THE BUSINESS YEAR, interesada en conocer sobre el éxito de ULACIT.

Información actualizada el jueves 14 de setiembre de 2017. 

Rectora de Ulacit acerca del éxito de esta Universidad

Silvia Castro Montero es doctora en Administración Universitaria de la Universidad de Pensilvania; máster en Educación de la Universidad de Harvard, del programa de Estudios Especializados; y licenciada en Relaciones Internacionales, Derecho y Organización de la Universidad de Georgetown. También obtuvo especialidades en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown y en Diseño de Multimedia Interactiva para la Educación, de la Universidad de Columbia. Es columnista en el Periódico La República, Miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Colegios de Bachillerato Internacional de Costa Rica (ASOBITICO), Miembro de la Junta Directiva de AMCHAM (Costa Rican-American Chamber of Commerce), miembro de la Junta Directiva de Bellelli Educación y miembro de la CPC (Comisión para la Promoción de la Competitividad). Ha laborado veinte años administrando instituciones universitarias, y se ha desempeñado como docente universitaria y como consultora de organismos internacionales como LASPAU-Harvard y el Educational Testing Service (ETS).

¿Cuál es la historia de ULACIT?

ULACIT empezó a operar en 1987. Surgió a partir de una escuela técnica que se estableció en  1936, cuatro años antes de que se fundara la primera universidad pública en Costa Rica. Esta es una institución privada, fundada con el objetivo de ofrecer programas de ciencia, tecnología y otros. ULACIT fue la tercera Universidad privada fundada en el país. Comparativamente, somos una institución establecida en Costa Rica, aunque internacionalmente seríamos considerados una universidad joven. Nuestra misión es educar y preparar líderes para servir al mundo. Existen tres palabras clave operativas en esa declaración de misión: “líderes," “servicio," y “mundo." No somos una universidad para cualquiera, pero buscamos atraer a los estudiantes con el mejor desempeño en el país. Buscamos crear y preparar a líderes para los negocios y la vida pública. Nos enfocamos de manera importante en el activismo y el servicio a la comunidad, y nuestro modelo de enseñanza comprende el concepto de servicio. Es por eso que hemos sido clasificados como la mejor Universidad privada en Centro América por seis años consecutivos.

¿Cómo preparan ustedes a líderes para los retos que tienen que enfrentar en el mundo?

El primer paso es reclutar y seleccionar líderes. Visitamos cada ciudad en el país y le preguntamos a los líderes comunales si conocen personas con los conjuntos de habilidades que buscamos. Buscamos en cada rincón el talento. Las personas se nos acercan y analizamos las credenciales, comprobamos sus habilidades de liderazgo, y los entrevistamos para evaluar sus talentos. Reclutamos personas con becas del 100%, el programa completo totalmente de manera gratuita, y hacemos esto con 100 estudiantes por año. Esto nos permite seleccionar a lo mejor de lo mejor en el país. Estos no son solo estudiantes con altos estándares académicos sino también estudiantes con talentos musicales, deportivos, artísticos y otros y también con una fuerte orientación de liderazgo, una historia de activismo, y un espíritu de servicio hacia sus respectivas comunidades. Esos son las cualidades clave que buscamos. También logramos comprometer a una amplia gama de estudiantes de diferentes edades, etnias, afiliaciones políticas y religiosas, antecedentes socio-económicos, orientaciones sexuales y habilidades. Construimos una comunidad especial adonde las personas vienen y aprenden de aquellos que son excelentes en muchos campos diferentes. No solo aprenden sobre liderazgo de aquellos con experiencia e intereses de liderazgo, sino que también vienen aquí a convertirse en líderes para el mundo global exponiéndose a un ambiente rico, diverso y multicultural. En esa interacción, ofrecemos un ambiente de aprendizaje único. No solamente enseñamos sobre liderazgo, sino que animamos a los estudiantes a ejercer sus habilidades de liderazgo en la vida real.  

¿Qué programas ofrecen?

Tenemos programas en tres áreas básicas: ingeniería y diseño, ciencias sociales y negocios y economía. Estamos ampliando en ingeniería y diseño, campos hacia los que el mundo se está moviendo. No somos conocidos solo por la variedad de programas que ofrecemos, somos conocidos por la manera en la que enseñamos. Utilizamos metodologías de aprendizaje con base en proyectos. No realizamos exámenes como lo hacen las universidades tradicionales. Es un aprendizaje basado en proyectos fundados en indagación, investigación, problemas y servicio, siguiendo el marco de Enseñanza para la Comprensión desarrollado por el Proyecto Cero de Harvard. Tropicalizamos ese modelo de enseñanza en ULACIT. Hemos americanizado el currículo, con aspectos como el Freshman Seminar o Seminario de Primer Año, la Experiencia del Primer Año, y Gen-Ed  o Estudios Generales (cursos generales o de artes liberales). Somos la única universidad en Costa Rica que incorpora un currículo de artes liberales como se entiende en los EE.UU. Eso significa que incluimos 14 cursos – el 28% del currículo – que son estudios generales, y los estudiantes tienen que aprender a razonar verbalmente, cuantitativamente, moralmente y estéticamente. Así, es un programa fuerte fundamentado en el desarrollo de habilidades de razonamiento. Además, todos los estudiantes tienen que también aprender sobre emprendedurismo, independientemente de su campo de interés.    

¿Qué importancia tiene de la internacionalización para ULACIT?

La internacionalización es importante para nosotros. Nuestros estudiantes pueden elegir estudiar el 50% de sus requisitos de aprendizaje en el extranjero. Pueden hacerlo pagando la colegiatura local en ULACIT y llevando cursos en instituciones asociadas fuera del país. Esa es una grandísima ventaja para los estudiantes que no pueden pagar USD 3.000 por crédito. Pueden estudiar en 30 países diferentes. Nosotros facilitamos esos intercambios por medio de nuestra Oficina de Educación Global (GEO). Además, somos la única institución costarricense que es miembro de la Asociación Nacional de Asuntos Estudiantiles en los EE.UU. Más allá de los estudios académicos, también tenemos otros servicios de apoyo para ayudar a los estudiantes a obtener los mejores resultados posibles en términos de encontrar empleos e iniciar sus carreras también, tal como lo hacen otras universidades norteamericanas.

¿Cómo calificaría usted la situación actual y el nivel de educación en Costa Rica, y cuan preparados están los costarricenses para competir internacionalmente?

Nuestros puntos de referencia son países desarrollados tales como aquellos en Escandinavia, y todavía existen retos que necesitan ser resueltos. También existen fortalezas por los que somos conocidos en la región. Una de esas fortalezas es el nivel de competencia en inglés de la población, mucho más alto que muchos otros países en la región. Además, los costarricenses son más razonables en el sentido que piensan detenidamente sus decisiones y son más sistemáticos en sus procesos de reflexión. Eso se debe al mayor conjunto de habilidades que traen desde la educación primaria y secundaria, que es de mayor calidad que en otros países vecinos. En términos de retos, no estamos graduando tantos estudiantes como debiéramos de nuestras secundarias. Este es un problema que el gobierno está abordando. Desde mi perspectiva, nuestros estudiantes reflejan más habilidades blandas que las que he visto en otros países en la región, y las áreas de oportunidad que necesitan desarrollarse más son las habilidades cuantitativas, tales como estadística y matemáticas. Su conocimiento en estos campos todavía se encuentra rezagado.

¿Cuáles son sus metas y prioridades para ULACIT en los próximos cinco años?

Acabamos de publicar nuestro plan quinquenal y nuestra gran prioridad es la internacionalización de la institución, en términos de enseñanza, investigación, extensión, y responsabilidad social. Queremos seguir ofreciendo servicios y programas que no se ofrecen en el país o la región. Queremos también seguir siendo innovadores en la oferta de educación, en donde actualmente ocupamos el primer lugar en el país a través de nuestro modelo de aprendizaje basado en proyectos, que se encuentra contextualizado y se aplica según nuestro contexto particular.